viernes, 16 de agosto de 2013


Pasa el tiempo, lo veo cada vez mas con perspectiva y no me doy cuenta hasta ahora de lo mal que estaba hace algunos años, incluso meses.
No sé si fiarme de lo que veo ahora o de los recuerdos borrosos de lo que veía antes. Está todo muy mal.




Estamos en constante cambio, en un momento puedes tener una opinión sobre algo y al minuto siguiente cambiar tu opinión rotundamente. Y esta bien. 
Somos... Somos como el agua, cuando el agua se queda mucho tiempo estancada en un lugar se pudre.
 Lo mismo pasa con nosotros. 
Es bueno cambiar, cambiar hábitos, cambiar opiniones, cambiar perspectivas, pero sin cambiar tu esencia natural.





 Una perspectiva desinteresada. 

viernes, 10 de mayo de 2013


Yo sé que desde arriba me miras...
Lo he notado, gustas escabullirte entre las nubes. No sé por qué te escondes de mi...
He podido verte mientras camino bajo un implacable sol de medio día... han habido veces que juegas a esconderte cuando está atardeciendo...
Pero aquella noche no pude soportarlo.
Por qué has de aparecer en el firmamento mientras amo en carne a un mortal de lindos sentimientos... Has de venir ha recordarme que no pertenezco aquí? Duele no saber..
Baja de tu tan perfecto cielo y ven por mi pronto...


Duane Herra

Hola, este es un pequeño escrito de un buen amigo y excelente escritor tómense un tiempo para pasar a su Blog closetictac.blogspot.com  


lunes, 4 de febrero de 2013



Busco una sensación que había hallado con la persona inadecuada. 

Obtengo satisfacción al encontrar algo que es más o menos aceptable,
 pero lo dejo escapar. 
No me siento correspondido.
 Me siento destinada al eterno silencio cuando estoy a punto de gritar. 
Mi canto es largo y sin sentido, pero es significativo si sabes comprender que no es necesario decir algo.

martes, 1 de enero de 2013

El corazón es frío por naturaleza, quizá de esa forma aprendemos a sobrevivir a los demás.


Me gusta sentir el frío en mis pulmones, esa sensación de ardor que me hace pensar lo simples que somos. Somos una pequeña y débil barrera contra las fuerzas que conforman el mundo. Una mancha negra rotando a través del vacío de la galaxia. Un sonido estridente ante los oídos del universo. Nada. Basura cósmica sin forma básica de existencia. Nadie. A ningún alma le importa la desgracia de otros. Somos egoístas, los demás no importan si no estamos primero en la fila. A nadie le importa lo que nos suceda, no nos importa lo que le ocurra al resto. No nos damos cuenta que somos un grano en el mar de arena. Somos tan grises, nebulosos, fríos, como lo son los días de invierno cuando no ha nevado.



Adiós no tan querido 2012.